Pasar al contenido principal
Logo Top

El amor de una madre militar que trasciende fronteras

La Capitán Jennyfer Villamizar Quintana, es una santandereana con el cargo de Especialista en Programas de Mantenimiento Aeronáutico del Grupo Técnico del Comando Aéreo de Transporte Militar de la Fuerza Aérea Colombiana, una labor diaria que asume con responsabilidad, compromiso y amor; pero que también combina con ser mamá.

Aunque asumir el reto de ser militar y madre al mismo tiempo siempre se ha considerado una difícil tarea, actualmente las mujeres asumen este gran reto con mucha más facilidad. Para la Capitán Villamizar su hijo Juan José de 9 años es su gran impulso y ser madre es una tarea compleja, pero que al asumirla con disciplina y dedicación se puede llegar a combinar de manera perfecta con servir a la nación.

“El mantenimiento aeronáutico en la Fuerza Aérea Colombiana, es uno de los trabajos que requiere más dedicación, realizar de manera juiciosa las inspecciones periódicas en un tiempo específico, al final de un vuelo o por falla de un repuesto, depende el éxito de la misión de cada aeronave. Esto se asimila al trabajo de una madre, quien desde la noche anterior establece toda la logística para que su hijo pueda tener un buen día en el colegio y que a su regreso a casa, todas sus prioridades puedan ser atendidas de manera ágil y eficaz; además que pueda encontrar lo más importante, el amor y la compañía de mamá” manifestó Villamizar.

Combinar el rol de ser madre y militar es un reto que Villamizar no solo ha asumido en Colombia, sino en otros continentes, ya que fue seleccionada por la Fuerza Aérea Colombiana como Oficial de Mantenimiento de la aeronave C-130 Hércules para la Quinta Campaña Aérea en la Antártida. Fue así, como no solo tuvo que determinar todos aquellos suministros, elementos y coordinaciones para garantizar el perfecto funcionamiento de esta aeronave en el continente blanco; sino también, establecer toda la logística y alistamiento que implicaría estar lejos de casa, con su hijo Juan José.

“Así como, la planeación para llevar nuestro C-130 Hércules por quinta vez a la Antártida empezó desde varias semanas antes, de igual manera lo fue con Juan José, explicarle muy bien cuál era la misión de mamá y describirle el maravilloso lugar hasta donde iba a llegar, fue muy importante. Juan José es un niño muy inteligente, conoce lo que su mamá hace en el trabajo y tiene una pasión increíble por las aeronaves, ya que ha estado rodeado de ellas desde muy pequeño por el trabajo de su padre y el mío. Lo primero que hice al aterrizar en la Antártida fue buscar internet y hacer una videollamada, pude mostrarle la naturaleza de este lugar, ver la emoción en su rostro te ratifica que todo vale la pena y que aunque la distancia sea dura, él se siente muy orgulloso de lo que haces”. Dijo la Capitán Villamizar.

El Comando Aéreo de Transporte Militar resalta el trabajo y entrega de todas las madres que portan el uniforme de la Fuerza Aérea Colombiana, quienes con esfuerzo y disciplina realizan un esfuerzo adicional para compartir y estar presente en los momentos más importantes de sus hijos.

Autor
Comunicaciones Estratégicas CATAM

Síganos en Google Noticias

Fuerza Aeroespacial Colombiana

Nuestra misión es volar, entrenar y combatir para vencer y dominar el espacio y el ciberespacio, en defensa de la soberanía, la independencia, la integridad territorial, el orden constitucional y contribuir a los fines del estado.

¡Así se va a las estrellas!